922 324 204
Farmacia Las Cuevas
Noticias

Promoción por el Día de la Madre

10% de DESCUENTO en TODA la coméstica coomprando dos o más unidades

Día de la madre

*No acumulable con otras ofertas

Dermatitis atópica: por qué aparece y cómo debes cuidarte si la padeces

Por todo el mundo, la dermatitis atópica afecta a hombres y mujeres por igual. Se estima que entre un dos y un cinco por ciento de la población sufren de esta molestia que, aunque no resulta grave, puede ser un auténtico incordio.

Sus causas son muchas y diversas. Y, aunque tratarla no es fácil, podemos intentar mitigar algunos de sus efectos gracias a la prevención. Hoy hablamos de este problema, de sus síntomas y de mucho más.

¿Qué es la dermatitis atópica y qué síntomas la acompañan?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica. Esto quiere decir que vuelve cada cierto tiempo provocando una irritación e inflamación y un prurito: picor intenso. Suele darse en las superficies flexoras de codos y rodillas, en el cuero cabelludo, en la cara y en el torso.

Además de la propia dermatitis, también pueden ocurrir otros problemas relacionados directa o indirectamente. La dermatitis atópica aparece con un ligero picor e irritación que aumentan de intensidad en poco tiempo. Pueden aparecer ampollas y costras que llegan a supurar.

En algunos casos más violentos aparecen erupciones cutáneas más extendidas. Con el tiempo aparecen áreas de piel más curtidas debido a los problemas de irritación. También es común la excoriación, o dejar la piel en carne viva, como resultado de la irritación.

Si la dermatitis atópica se padece mucho tiempo, podrían aparecer zonas gruesas o coríaceas debido al intenso rascado e irritación, y como parte de una respuesta excesiva de la piel. No se conocen casos mucho más graves, aunque la intensidad de la dermatitis es muy variable y puede ser bastante molesta.

¿Por qué aparece la dermatitis atópica?

En realidad, los factores que dan origen a esta enfermedad no quedan del todo claros. No hay una causa exacta y existen varias hipótesis sobre su aparición. Entre ellas se consideran tres factores importantes: el genético, el inmunitario y el ambiental.

En una gran mayoría de pacientes existen antecedentes familiares de dermatitis y otras manifestaciones de atopía (alergias y patologías asociadas a la dermatitis). Esto hace pensar que existe un componente genético transmitido. Aunque se han observado varias moléculas relacionadas, no se ha aislado un gen concreto o un mecanismo molecular que lo explique con exactitud.

Por otro lado, el sistema inmunitario es el encargado de producir los efectos que se observan en la dermatitis atópica. También se ha observado la colonización de bacterias como Streptococcus aureus en los casos de dermatitis atópica, entre otros microorganismos. Las pruebas moleculares hacen suponer que el sistema inmunitario es un gran actor dentro de la dermatitis.

También se puede asociar a una manifestación alérgica, lo que explica muchos de los síntomas y su etiología. Esto también puede vincularse a los trastornos relacionados con el gluten. En definitiva, no tenemos una causa clara o concisa de la manifestación de la enfermedad. Lo que sí que sabemos con total seguridad es que existe un mito muy extendido: que la dermatitis aparece con los nervios y el estrés. Si bien puede que el estrés ayude a desencadenar una reacción más intensa, no existen evidencias de esta afirmación.

¿Cómo debes cuidarte?

Existen dos formas de encarar el problema. En primer lugar, el tratamiento busca reducir los síntomas inmediatos: el picor, la hinchazón, las heridas... Para ello podemos emplear cuidados cosméticos convencionales. Estos consisten en aplicar cremas y lociones hidratantes que ayuden al cuidado de la piel.

Alergia y homeopatia

En el caso de una gran intensidad, el especialista podría recomendar cremas con corticoesteróides cuya finalidad es reducir la inflamación y la hinchazón. Estas cremas, y otras analgésicas, solo deben utilizarse bajo supervisión médica. En otros casos, los fármacos inmunosupresores, como el tacrolimus y el pimecrolimus han demostrado ser eficientes para reducir los síntomas. Huelga decir que estas sustancias también se usan solo bajo supervisión médica.

Para prevenir, y reducir los episodios y su intensidad, es bueno adoptar varias estrategias. Por ejemplo, la dieta puede ser una gran aliada contra este problema: según el caso, podría verse un beneficio al reducir el gluten u otras sustancias que despiertan una reacción inmunitaria. Se han descrito numerosos casos de dermatitis atópica disparada por la hipersensibilidad alimentaria, aunque cada caso es completamente distinto y no existen patrones concretos. 

Para poder determinar estos cuadros es imprescindible acudir a un especialista. Evitar sustancias abrasivas, rasguños, una exposición intensa al sol, mantener la piel en situación de humedad y otros aspectos que podrían dañar la piel y permitir la invasión de agentes externos es muy importante, también. 

Además, existen algunos estudios que han comprobado la eficacia de una dieta rica en ácido eicosapentanoico, un ácido graso que se encuentra principalmente en los aceites de pescado, en las salmón, la spirulina y otros alimentos. Por lo demás, solo el cuidado inmediato, una buena higiene, pero sin ser excesiva, y el uso de cremas hidratantes nos ayudarán a prevenir los episodios más intensos.

Fuente: Vitónica

Se acerca el tiempo de tumbarnos al sol y disfrutarlo, hazlo con prudencia y prepara la piel.

Para hablarnos de Heliocare Oral, esta semana nos visita Virginia Barrau, Farmacéutica especialista en dermocosmética, Vocal de Dermofarmacia del COF Zaragoza y blogger. Os recomendamos que visitéis su videoblog de salud, piel y belleza Dermotips.

En pocos días comenzará la primavera, llegará el cambio horario y con ello más horas de luz, más terracitas y vida al aire libre. Además la Semana Santa, este año a ¡mediados de abril!, con lo que muchos ya estamos pensando en playita,  los últimos días de la temporada de esquí, paseos por la montaña…

¿Qué pasa con estos primeros rayos de sol?

La piel tiene que salir de su letargo y deberíamos ayudarla para evitar quemaduras, alergias solares y problemas más graves.

La mejor manera para ayudar a nuestra piel, e ir consolidando el bronceado es complementar la fotoprotección tópica con nutricosmética, que nos va a ayudar desde dentro de una manera eficaz y segura a proteger nuestra piel del daño solar y el fotoenvejecimiento.

Recordemos que el fotoenvejecimiento, es el envejecimiento producido por el sol y que  produce arrugas profundas y elastosis o flacidez.

Tampoco podemos olvidar que el sol tiene efectos muy beneficiosos en nuestra salud, genera endorfinas, es decir, aporta un estado de bienestar y felicidad y las radiaciones solares nos permiten sintetizar la vitamina D. ¿Qué significa esto? Nuestro cuerpo, por sí solo, no es capaz de producir ni asimilar la vitamina D que ingerimos con los alimentos. Sin embargo, los rayos del sol nos permiten generarla en cantidades suficientes para regular los niveles de calcio y fósforo en sangre. De hecho, ¡basta con exponerse al sol 15 minutos al día!

Pero… ¿por qué necesitamos utilizar fotoprotección oral?

El uso correcto de fotoprotección tópica no es tan fácil. Cubrir todo el cuerpo, la reaplicación y otros factores hacen que necesitemos reforzar la fotoprotección para tener una protección integral y limitar el proceso de fotoenvejecimiento. A esto hay que añadir que existe un grupo de población con mayor riesgo como las personas con pieles sensibles al sol, las que presentan facilidad para desarrollar manchas, piel con rosácea, vitíligo o personas sometidas a tratamientos con fármacos fotosensibilizantes y procedimientos dermoestéticos.

Cantabria Labs, es de los laboratorios que más protección oral tiene.

Cinco productos diferentes, donde Fernblock ® es el principio activo común. Extracto único estandarizado de Polypodium leucotomos, una planta que pasó de ser acuática a ser terrestre desarrollando mecanismos de defensa endógenos para protegerse del sol y reparar sus daños.

A principios de los años 90 el Dr. Fitzpatrick, reconocido dermatólogo americano, y su equipo de la Harvard Medical School empezaron a estudiar su uso, tópico y oral, en la protección de la piel frente a radiación ultravioleta. Demostraron que tenía propiedades antioxidantes muy selectivas y diferentes. Y también que su ingesta reducía el eritema, el enrojecimiento y el daño al ADN de las células.

Heliocare

Heliocare Oral

HELIOCARE Cápsulas, es el primero que salió nos protege del sol y nos ayuda a tener un bronceado más duradero.

HELIOCARE Ultra D Cápsulas, nos aporta no sólo una protección avanzada del sol sino vitamina D, que nos ayudará tanto a absorber el calcio fundamental para nuestros huesos como en pacientes con enfermedades autoinmunes como son la psoriasis, vitíligo, lupus tienen un déficit de vitamina D, así que sobre todo para estos pacientes son un complemento ideal porque les va a proteger la piel de los rayos perjudiciales del sol, les va aporta un extra de vitamina D.

HELIOCARE 360º Cápsulas es la fotoprotección específica para épocas de mayor exposición, es decir, en verano o si nos hacemos alguna escapada exótica durante el resto del año.

HELIOCARE Cápsulas Bronze, es un nutricosmético que nos ayuda a broncearnos, y que este bronceado sea más bonito y duradero ya que potencia la síntesis de melanina, ideal para personas de piel más blanca que les cueste ponerse morenas o aquellas que les gusta potenciar el bronceado y que le dure más, pero este producto no se recomienda en personas que tengas manchas, ya que las exacerbar.

HELIOCARE 360º Junior Oral Sticks, ¡la novedad! un formato adaptado a los niños de entre 4 y 12 años, son stick sabor naranja y no requiere agua, es un muy buen complemento para darle a los niños antes de ir al colegio o antes de practicar algún deporte al aire libre, ya que, aunque les demos crema de protección solar antes de salir de casa, luego no estamos con ellos para volverles a reaplicar, así conseguiremos protección cómoda y eficaz para nuestros hijos.

Mi recomendación como farmacéutica y especialista en dermocosmética es: “disfruta del sol, del buen tiempo y del aire libre, pero protegete adecuadamente no solo con un factor de protección solar sino con nutricosmética ya que vas a conseguir una protección completa y un bronceado saludable”.

Homeopatía y alergia primaveral: 10 medicamentos homeopáticos útiles en la alergia al polen

Llega la primavera y vuelve el polen y en este post quiero explicaros algunos detalles sobre esta dolencia tan incómoda para tanta gente y, sobre todo, cómo la Homeopatía y sus medicamentos pueden ayudarnos a ser menos sensibles a estos pólenes tratando y conteniendo sus síntomas.

¿Qué es el polen?

Los pólenes son minúsculas partículas que producen las plantas macho y que sueltan al aire con el fin de polinizar, fecundar, a las plantas hembras para que puedan producir sus frutos y se cierre así el ciclo de la vida.

Las plantas que más alergia producen en España pertenecen a la familia de lasgramíneas debido al alto impacto de sus pólenes, por su amplia distribución geográfica y porque estas especies tienen diferentes periodos de floración a lo largo del año.

Y aunque en el campo es donde se pueden dar los índices más alto de pólenes dispersos en el aire, hay que tener en cuenta que la combinación de polen y contaminación dispara sus niveles, con lo que la sintomatología en las áreas urbanas puede llegar a ser tan o más molesta que en el campo.

Y la alergia ¿qué es?

Es la respuesta exagerada a un estímulo normal. O sea, que el sistema inmunológico de las personas alérgicas va a responder ante el polen como si se tratasen de partículas nocivas de las que hay que defenderse provocando toda la sintomatología característica del cuadro.

¿Por qué ocurre esto? Pues no lo sabemos muy bien. Lo que sí que sabemos es que la incidencia en la población se ha disparado en las últimas décadas junto con los niveles de polución ambiental y la presencia cada vez más masiva de la“química” en nuestra vida; alimentación, ropa, cosmética, productos de limpieza y todo lo que se os ocurra. Hay mucho que estudiar y que entender sobre las alergias todavía pero lo que parece bastante claro es que el control de todas estas sustancias sería de gran ayuda para bajar la hipersensibilidad de nuestro sistema inmunológico. Y si no sirve para mejorar las alergias (que dudo que no fuera a ser así) servirá para bajar la incidencia, por ejemplo, de tantos cánceres relacionados con la contaminación y los productos químicos.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más conocidos por frecuentes son los que tienen que ver con los ojos y la nariz, lagrimeo, escozor y picor ocular, hinchazón de los párpados, congestión, goteo nasal y los famosos estornudos.

Pero estos síntomas no son los únicos, el paciente alérgico puede sufrir también:

  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Alteraciones emocionales tipo ansiedad y depresión
  • Asma

Alergia y homeopatia

Prevención y tratamiento

La medida básica de prevención es evitar exponerse a los pólenes, algo harto difícil de forma absoluta pero que podemos minimizar con comportamientos como:

  • Evitar salidas al campo y parques en días de alta densidad de polen en el ambiente
  • Cerrar ventanas durante el día y mantener un ambiente húmedo en casa
  • Conducir con las ventanillas bajadas
  • Evitar el ejercicio al aire libre
  • No tender la ropa al aire libre
  • Usar filtros y purificadores de aire
  • Entre otras

De los tratamientos convencionales no voy a hablaros, solo deciros, como siempre, que pueden ser perfectamente combinados con los medicamentos homeopáticos siempre que el médico lo considere necesario. El tratamiento tendrá que ajustarse a las necesidades de cada paciente.

Del abordaje homeopático yo siempre destaco los tres niveles de acción de sus medicamentos:

1.Desensibilización

Las características del medicamento homeopático y de su fabricación nos permiten utilizar las propias sustancias a las que el paciente es sensible y que le provocan la alergia, como pueden ser los ácaros, los pelos de animales o el propio polen, para preparar un medicamento insensibilizante adaptado a cada caso. Solo con este nivel de acción muchos pacientes ya podrán encontrar mejoría en sus cuadros.

2.Control de los síntomas

Este nivel sería el que se busca cubrir con los antihistamínicos usados habitualmente. La ventaja de utilizar medicamentos homeopáticos es su seguridad y la ausencia de los efecto no deseados que pueden aparecer en los tratamientos convencionales.

Muchas veces los medicamentos homeopáticos serán suficientes para controlar los síntomas y en otras ocasiones tendremos que acompañarlos con los antihistamínicos convencionales. Médico y paciente tendrán que encontrar el tratamiento más ajustado.

Lo que sí es fundamental para conseguir lo mejor de cada medicamento homeopático es conocer de qué manera particular expresa cada paciente sus síntomas, y esto lo veremos más adelante cuando hablemos un poco de algunos de los medicamentos homeopáticos que con mayor frecuencia utilizamos en estos casos.

3.Modulación del terreno

Esa palabra de “terreno” no es muy médica pero a mí me gusta mucho. Una vez oí que uno no enferma de lo que quiere sino de lo que puede, igual que en un terreno no crece lo que quiere sino lo que puede. Probad a sembrar arroz en un secano, trigo en una marisma o plátanos en Islandia.

Lo bueno de esto es que cada uno de nosotros tenemos-somos un terrenoque puede definirse por una constitución física, unas tendencias patológicas(enfermedades y dolencias que sufrimos y que hemos sufrido) y por nuestros aspectos mentales, emocionales y  de comportamiento podemos, en base al análisis de todos esos elementos en cada persona, encontrar los medicamentos homeopáticos capaces de actuar en el reequilibrio de esa realidad global, ese ecosistema, que es cada persona. El objetivo del medicamento homeopático a este nivel es reprogramar el sistema inmunológico del paciente para que deje de responder de forma desproporcionada al contacto con el polen.

Y, como lo prometido es deuda, aquí os dejo diez de los medicamentos más usados para actuar en cada uno de estos tres niveles de acción:

1. POLLENS

Como supondréis este medicamento es el principal desensibilizador con el que contamos en Homeopatía para ayudar en la alergia al polen. Podemos recomendarlo de una vez a la semana a varias veces al día según la severidad del cuadro.

  1. ALLIUM CEPA

Nuestra querida cebolla transformada en medicamento homeopático sirve muy bien para controlar la rinoconjuntivitis cuando ésta se manifiesta como un goteo abundante e irritante acompañado frecuentemente conestornudos. También puede haber irritación ocular con lagrimeo pero en este caso, a diferencia del goteo nasal, no irritante.

  1. EUPHRASIA

Esta planta, de acción muy parecida a la anterior, la usaremos cuando lo que predomine en el paciente sea el lagrimeo abundante y corrosivo con ojos rojos e inflamación de los párpados. La nariz también puede destilar pero en este caso no irrita.

  1. APIS MELLIFICA

Este medicamento alivia a los pacientes que presentan un aspecto claramente edematoso de sus párpados, como si estuvieran llenos de agua. Suelen presentar una sensación de ardor y siempre buscan el frescor pues les alivia claramente.

  1. NUX VOMICA

La rinitis alérgica de estos pacientes tiene como característica propia los estornudos en salvas, tan propios de muchos pacientes, en cualquier momento del día pero muy especialmente por la mañana al levantarse de la cama.

  1. KALIUM IODATUM

A mí me da muy buenos resultados en los pacientes que tienen un cuadro muy parecido al de Allium Cepa pero con una sensación de congestión nasal mucho mayor, algo semejante a un súper-resfriado.

  1. AMBROSIA ARTEMISIAEFOLIA

Los pacientes tienen una secreción nasal acuosa y un lagrimeo irritante. Es un gran complementario de Allium y de Euphrasia cunado necesitamos aumentar la potencia del tratamiento.

  1. NATRUM MURIATICUM

Como habéis podido ver los medicamentos anteriores, después del Pollens, tenían como objetivo el control de la sintomatología. Natrum Muriaticum es ya uno de esos medicamentos homeopáticos que usaremos para modular y reequilibrar el sistema inmunológico del paciente.

Este medicamento puede ser de utilidad en personas alérgicas y con tendencia también a hacer otros cuadros respiratorios, tipo resfriados y catarros, durante la época fría. Es frecuente que hayan sufrido o sufran de eccemas y acné y serán tendentes al estreñimiento.

Delgados pero con buen apetito, les gustan los alimentos salados más que los dulces y suelen tener apetencia también por el agua (vamos, que beben mucho).

Sensibles emocionalmente pero retraídos, no son de contar sus cosas salvo que se sientan en confianza. Se mueven mejor en las distancias cortas y en grupos pequeños e íntimos. Escuchan más que hablan y suelen ser muy sensibles emocionalmente. Si se les hiere no es fácil que lo olviden aunque no son en absoluto vengativos.

  1. TUBERCULINUM

Delgado y sensible al frío como Natrum, tiene mucha tendencia a enfermar en invierno. También con buen apetito pero su carácter es más agitado e irritable aunque puede mostrar un fondo dulce y afectuoso. Algo que define mucho su comportamiento es el gusto por el cambio. Llevan mal las rutinas y buscan actividades nuevas siempre que pueden.

  1. PHOSPHORUS

Las personas que necesitan Phosphorus son comunicativas y empáticas, disfrutan con el contacto humano y con el aprendizaje. Son creativas y tienen gran sensibilidad por el arte y la belleza y tienen tendencia a tener grandes oscilaciones en su estado de ánimo y pueden pasar de periodos de gran actividad a otros en los que se sienten agotados.

Desean comidas y bebidas frías, les gustan los alimentos salados y tienen tendencia  a los problemas de garganta, catarros y a las hemorragias(sangrados de nariz, reglas abundantes…)

Y de la misma manera que ocurre con Natrum Muriaticum, Tuberculinum y Phosphorus cada paciente alérgico tendrá un medicamento homeopático (o varios) que se relacionará con su forma particular de manifestarse en la vida, tanto en la salud como en la enfermedad.

Como veis la Homeopatía nos aporta medicamentos capaces de intervenir en la estrategia de tratamiento de los pacientes alérgicos a diferentes niveles y son elpaciente junto con su médico los que deberán elegir como abordar cada caso.

Son medicamentos seguros que actúan estimulando los propios mecanismos de regulación del organismo. Podemos usarlos en bebés, niños, embarazadas y en pacientes frágiles o polimedicados y podremos combinarlos con otros medicamentos siempre que el paciente lo requiera.

Alergia primaveral y homeopatía. ¿Funciona?

¡Ya es primavera! Y nos encanta. Sin embargo, esta estación no es tan deseada para todos como nos gustaría y uno de los responsables de que esto sea así se llama: ALERGIA AL POLEN. Por ese motivo, hoy queremos hablaros sobre este tema:
¿Qué es el polen? ¿Y la alergia? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo puedo prevenir sus síntomas o intentar minimizar su impacto? ¿Puedo tratarme la alergia con medicamentos homeopáticos?
Para abordar este tema con el rigor y la especialidad que merece, hemos acudido a uno de los posts del Dr. Guillermo Basauri: https://www.hablandodehomeopatia.com/homeopatia-alergia-primaveral-10-medicamentos-homeopaticos-utiles-la-alergia-al-polen/
¡Además en este caso también incluye vídeo explicativo! https://www.youtube.com/watch?v=RkIhUuzZSmc
A continuación extractamos algunos de los párrafos del artículo que nos han parecido más relevantes:

“¿Qué es el polen?
Los pólenes son minúsculas partículas que producen las plantas macho y que sueltan al aire con el fin de polinizar, fecundar, a las plantas hembras para que puedan producir sus frutos y se cierre así el ciclo de la vida.
Las plantas que más alergia producen en España pertenecen a la familia de las gramíneas debido al alto impacto de sus pólenes, por su amplia distribución geográfica y porque estas especies tienen diferentes periodos de floración a lo largo del año.
Y aunque en el campo es donde se pueden dar los índices más alto de pólenes dispersos en el aire, hay que tener en cuenta que la combinación de polen y contaminación dispara sus niveles, con lo que la sintomatología en las áreas urbanas puede llegar a ser tan o más molesta que en el campo.
Y la alergia ¿qué es?
Es la respuesta exagerada a un estímulo normal. O sea, que el sistema inmunológico de las personas alérgicas va a responder ante el polen como si se tratasen de partículas nocivas de las que hay que defenderse provocando toda la sintomatología característica del cuadro.
¿Por qué ocurre esto? Pues no lo sabemos muy bien. Lo que sí que sabemos es que la incidencia en la población se ha disparado en las últimas décadas junto con los niveles de polución ambiental y la presencia cada vez más masiva de la“química” en nuestra vida; alimentación, ropa, cosmética, productos de limpieza y todo lo que se os ocurra. Hay mucho que estudiar y que entender sobre las alergias todavía pero lo que parece bastante claro es que el control de todas estas sustancias sería de gran ayuda para bajar la hipersensibilidad de nuestro sistema inmunológico. Y si no sirve para mejorar las alergias (que dudo que no fuera a ser así) servirá para bajar la incidencia, por ejemplo, de tantos cánceres relacionados con la contaminación y los productos químicos.
¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas más conocidos por frecuentes son los que tienen que ver con los ojos y la nariz, lagrimeo, escozor y picor ocular, hinchazón de los párpados, congestión, goteo nasal y los famosos estornudos.
Pero estos síntomas no son los únicos, el paciente alérgico puede sufrir también:

  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Alteraciones emocionales tipo ansiedad y depresión
  • Asma

Prevención y tratamiento
La medida básica de prevención es evitar exponerse a los pólenes, algo harto difícil de forma absoluta pero que podemos minimizar con comportamientos como:

  • Evitar salidas al campo y parques en días de alta densidad de polen en el ambiente
  • Cerrar ventanas durante el día y mantener un ambiente húmedo en casa
  • Conducir con las ventanillas bajadas
  • Evitar el ejercicio al aire libre
  • No tender la ropa al aire libre
  • Usar filtros y purificadores de aire
  • Entre otras

Alergia y homeopatia

De los tratamientos convencionales no voy a hablaros, solo deciros, como siempre, que pueden ser perfectamente combinados con los medicamentos homeopáticos siempre que el médico lo considere necesario. El tratamiento tendrá que ajustarse a las necesidades de cada paciente.
Del abordaje homeopático yo siempre destaco los tres niveles de acción de sus medicamentos:

  • Desensibilización

Las características del medicamento homeopático y de su fabricación nos permiten utilizar las propias sustancias a las que el paciente es sensible y que le provocan la alergia, como pueden ser los ácaros, los pelos de animales o el propio polen, para preparar un medicamento insensibilizante adaptado a cada caso. Solo con este nivel de acción muchos pacientes ya podrán encontrar mejoría en sus cuadros.
2. Control de los síntomas
Este nivel sería el que se busca cubrir con los antihistamínicos usados habitualmente. La ventaja de utilizar medicamentos homeopáticos es su seguridad y la ausencia de los efecto no deseados que pueden aparecer en los tratamientos convencionales.
Muchas veces los medicamentos homeopáticos serán suficientes para controlar los síntomas y en otras ocasiones tendremos que acompañarlos con los antihistamínicos convencionales. Médico y paciente tendrán que encontrar el tratamiento más ajustado.
Lo que sí es fundamental para conseguir lo mejor de cada medicamento homeopático es conocer de qué manera particular expresa cada paciente sus síntomas, y esto lo veremos más adelante cuando hablemos un poco de algunos de los medicamentos homeopáticos que con mayor frecuencia utilizamos en estos casos.
3. Modulación del terreno
Esa palabra de “terreno” no es muy médica pero a mí me gusta mucho. Una vez oí que uno no enferma de lo que quiere sino de lo que puede, igual que en un terreno no crece lo que quiere sino lo que puede. Probad a sembrar arroz en un secano, trigo en una marisma o plátanos en Islandia.
Lo bueno de esto es que cada uno de nosotros tenemos-somos un terreno que puede definirse por una constitución física, unas tendencias patológicas (enfermedades y dolencias que sufrimos y que hemos sufrido) y por nuestros aspectos mentales, emocionales y  de comportamiento  podemos, en base al análisis de todos esos elementos en cada persona, encontrar los medicamentos homeopáticos capaces de actuar en el reequilibrio de esa realidad global, ese ecosistema, que es cada persona. El objetivo del medicamento homeopático a este nivel esreprogramar el sistema inmunológico del paciente para que deje de responder de forma desproporcionada al contacto con el polen.
(…) Como veis la Homeopatía nos aporta medicamentos capaces de intervenir en la estrategia de tratamiento de los pacientes alérgicos a diferentes niveles y son el paciente junto con su médico los que deberán elegir como abordar cada caso. Son medicamentos seguros que actúan estimulando los propios mecanismos de regulación del organismo. Podemos usarlos en bebés, niños, embarazadas y en pacientes frágiles o polimedicados y podremos combinarlos con otros medicamentos siempre que el paciente lo requiera.”
“¿La homeopatía funciona para la alergia al polen?” Esperamos que las palabras del Dr. Basauri os hayan servido para responder a esta pregunta frecuente que nos soléis hacer por estas fechas algunos de vosotros cuando venís a la farmacia. Por nuestra parte, también podemos deciros que contamos con algunos clientes a los que hemos dispensado medicamentos homeopáticos para esta patología y todos están muy satisfechos con los resultados. Si no conoces ningún médico homeopático cerca de tu zona en este directorio encontrarás algunos de confianza: http://medicoshomeopatia.cedh.es/
¡Y a nosotros nos tienes como siempre al otro lado del mostrador!

 



Sello de Calidad de Excelfarma

 
Farmacia Las Cuevas © 2012 Diseño: iSIETE